Un espacio para contar historias.

“The idea of creative impulse is a pretty romantic way of putting it, but in the end, it´s really just a lot of hard work.” Ian Wallace.

Querida Milmanda.


Querida Milmanda.
junio 18, 2013

Etiqueta_MilmandaTengo debilidad por los chiringuitos a pie de playa que apuestan por pocos ingredientes, bien elegidos. Sitios  abiertos al mar donde la lubina a la sal resulta especialmente sabrosa.

En este caso, nada más sentarme, me doy cuenta de que hemos triunfado. A modo de biombo-separador de espacio entre mesas, han puesto apiladas cajas de madera de Milmanda (Bodegas Torres). Cada vez que encuentro este vino en una carta, me alegra el día.

Hace unos años me lo recomendó un amigo como uno de los mejores blancos de Europa. Se me quedó grabado el piropo viniendo de un alemán medio afincado en Niza…

Le confesé que sólo por el nombre me animaba a probarlo. Entonces me contó la historia. El señor Torres compró una finca medieval para cultivar su mejor uva Chardonnay y quiso ponerle el nombre de su mujer, Milmanda.

No voy a describirlo técnicamente porque no sé. Asocio Milmanda a sobriedad, complejidad y encanto. No cansa… Doy vueltas a la copa enorme y espero a que caiga la lágrima. Lágrimas de Milmanda que me unen a una mujer especial creada en mi imaginación.

Así que aquí sigo, emocionada en el chiringuito, metiéndoles el rollo a mis padres sobre este vino. Salimos después de una botella y de una de nuestras terapias familiares.

Ya fuera se nos acercan dos chicos. Se presentan como delegados de Bodegas Torres en Levante y Alicante. Han escuchado mi historia en el restaurante, les ha hecho ilusión y quieren regalarnos una botella. Cojo la bolsa feliz y lo único que se me ocurre preguntar en ese momento: “¿os puedo dar un beso?”

Para cuando reacciono me doy cuenta de que no les he dado las gracias. Miro dentro de la bolsa por si han dejado sus tarjetas pero no, la elegancia es una actitud. Contiene una botella de Waltraud frío y un sacacorchos.

¿Waltraud? Miro en Internet y descubro que es el nombre real de la señora de Miguel Torres (artista alemana) y que éste es su vino homenaje con uva Riesling, más acorde a su procedencia. Que Milmanda no es un nombre de mujer, sino de la finca del s. IX donde se produce.

Nos tumbamos en unas hamacas mientras el sol va bajando. Descorchamos la botella y brindamos por la sensibilidad de las personas que saben crear una marca con alma.

Vanessa Lizarralde

 

Técnica mixta sobre madera. Artista Mari Ishiwata

Share
1 Comment On This Topic
  1. José María Irigaray said: 21 junio, 2013 at 22:59

    Hola Vanessa, soy Jose Maria Irigaray (JdA Levante-Cat/Sur de Bodegas Torres). Reconozco que me ha emocionado ver plasmada en tu blog la bonita historia de la que fui participe en Benidorm. Aquel día como hoy, hiciste que el trabajo que vamos realizando cada día sea más reconfortante. Tal y como te comenté pienso que el mundo del vino va más allá de ser una simple botella y pasa a ser el vehículo conductor de experiencias, buenos momentos con amigos, tertulias,… Más aún en esos vinos que además tienen una historia real de ellos mismos y nos demuestran todo su carácter, su complejidad, su terroir.
    Humildemente comentar que sólo soy uno más dentro del primer eslabón del ADN de mi empresa, nuestra gente . Empresa familiar en la que contribuimos a la divulgación de la cultura del mundo del vino, la ecología, el comercio justo,…, para que como tu bien has dicho, nuestros consumidores se sientan dentro de nuestra misma Familia.
    Una vez más agradecer tu pasión por nuestros vinos y desearte felicidad y éxitos. Salud!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *