El Círculo Rosa Chicle
El Círculo Rosa Chicle
El Círculo Rosa Chicle
El Círculo Rosa Chicle
El Círculo Rosa Chicle

El Círculo Rosa Chicle

Era una noche donde todo se veía negro, negro, negro. Assen llora como una Magdalena y su madre lo consuela con un secreto: cómo entrar en un mundo donde todo se ve color de rosa.

Gritando las palabras mágicas, saltan al Círculo Rosa Chicle y caen por un tobogán blandito a un mar de chicle de fresa chuperreteado. Volando con la imaginación empiezan a soñar despiertos. Chocan contra una nube de Cri-Cris Fosforitos Desaturulladores de Cerebro. Escapan de los Limacos Bellacos, que disparan mocos pegajosos para que las alas se peguen. Encuentran el sillón donde se repanchinga un tal Valentín. Descubren lo que hay escondido dentro de las amapolas gigantes que huelen a silencio…

Lee esta aventura con alguien que se lo merezca. Una persona adulta, cercana, a quien te guste abrazar y puedas mirar fijamente a los ojos contando despacio hasta 10. Una persona a la que susurres qué es lo que no te deja dormir por las noches  y con la que compartir un corazón, con forma de amapola, en el Jardín Tirrín con Tirrín.

van’van lab

 

 

 

Share